Las “princesas” son sólo el aperitivo: luego llegan las “Top Models”

Portada de la revista. Las niñas encuentran a las top-models: “guapísimas”. De la mano de mi hija O. en mi casa ha entrado un material sensible. Se trata de una gruesa carpeta (rosa, por supuesto), que contiene varios ejemplares de una revista llamada TOP MODEL. Mi hija me explica que esa carpeta pertenece a suSigue leyendo “Las “princesas” son sólo el aperitivo: luego llegan las “Top Models””

¡Socorro, soy del AMPA! (la asociación de madres y padres de la escuela)

Creo que todo aquel o aquella que sea o haya sido miembr@ activo de una asociación de padres de una escuela entenderá el titular de esta entrada. El AMPA (Asociación de Madres y Padres de Alumnos), AFA (Asociación de Familias, en escuelas más progresistas) o APA (Asociación de Padres, a secas, habitual en escuelas concertadasSigue leyendo “¡Socorro, soy del AMPA! (la asociación de madres y padres de la escuela)”

¿Resultará que soy una madre hiperprotectora?

De vacaciones. En una isla. Con mar, playas, peces, olas y rocas. Estos dos últimos elementos, las olas y las rocas, han formado parte de dos episodios este verano que me han hecho cuestionar si no me estaré transformando, en sintonía con los tiempos, en una madre hiperprotectora. Empezaré por las rocas: las rocas sonSigue leyendo “¿Resultará que soy una madre hiperprotectora?”

Observaciones sobre el estrés de fin de curso

Junio. Mes en el que empieza a apretar el calor, en Barcelona estallan las jacarandas y las adelfas y las vidas se reducen a un objetivo: que acabe el curso, que empiecen las vacaciones. Siempre ha sido un mes con un punto de frenesí, de anticipación. Sin embargo, en los últimos tiempos, un estrés puroSigue leyendo “Observaciones sobre el estrés de fin de curso”

Niños que van solos: una especie en vías de extinción.

Me he mudado de casa y en mi nuevo domicilio he descubierto una rara-avis, una especie que está prácticamente en peligro de extinción en el llamado “Primer mundo”. Hace ya unos días, volviendo de la escuela con mi hija, coincidimos en el rellano de la escalera con Ana, una vecina de diez años. Tanto yo comoSigue leyendo “Niños que van solos: una especie en vías de extinción.”

Sobre fiestas infantiles.

Sábado por la mañana. En el mercado. Compro fruta y verdura y, con el frutero, pasamos de hablar de las judías y de las mandarinas chinas al “pijama party” que va a tener lugar en mi casa esa misma noche. Aprovecha el momento para comentarme, con cara de circunstancias, que su hija también tiene unaSigue leyendo “Sobre fiestas infantiles.”

La llamada “baja tolerancia a la frustración” de algunos niños NO es una enfermedad

“Es que tiene una baja tolerancia a la frustración” El niño (o niña) chilla, se tira por el suelo, rompe cosas, pega, escupe, da patadas, no presta los juguetes al amiguito, llora porque no le salen los deberes tras un primer y brevísimo intento, se enfada y abandona el juego si pierde o no saleSigue leyendo “La llamada “baja tolerancia a la frustración” de algunos niños NO es una enfermedad”

La hija (mimada) del jefe que tuvo que pedir disculpas.

Imagínese la escena: vuelo 86 de la compañía Korean Air Lines a punto de despegar del aeropuerto neoyorquino de JFK. A bordo viaja una alta ejecutiva de la compañía: no es una ejecutiva cualquiera, es la hija del jefe. El papá de Cho Hyun-ah (así se llama la protagonista de esta noticia) es el propietario deSigue leyendo “La hija (mimada) del jefe que tuvo que pedir disculpas.”

Malala: cómo se educó la nueva Nobel de la Paz

A los 17 años, Malala, la precoz activista pro-educación, se ha convertido en la ganadora más joven de los Nobel. No sé si es una buena idea darle un premio tan importante tan pronto, pero Malala tiene tanta cabeza que no creo que le afecte de forma negativa. Aprovechando la noticia, recupero (algo editada) unaSigue leyendo “Malala: cómo se educó la nueva Nobel de la Paz”

El ‘photo-call’ también es cosa de niños.

Los entendidos en fotografía aseguran que las fotos de niños son las más fáciles de hacer bien: es difícil fallar ante modelos tan atractivos e inocentes, para los cuales la cámara parecía no existir. Y escribo parecía, en pasado, porque hoy los niños son extremadamente conscientes de la cámara. De la cámara del móvil, deSigue leyendo “El ‘photo-call’ también es cosa de niños.”