LOS NIÑOS A LOS QUE NUNCA SE LES DIJO NO

La noticia la recojo en el diario The Times y, también, en el South China Morning Post y en el diario The Independent, aunque se origina en Suecia.

Comenta la repercusión que allí ha tenido la publicación de un libro, recientemente traducido al inglés, titulado ‘How children took Power‘ (algo así como ‘Cómo los niños han llegado al poder’). Su autor es David Eberhard, un reconocido psiquiatra, padre de seis hijos, quien asegura que los padres y madres suecos de los últimos años han fracasado en la educación de sus hijos, creando una generación de niños rubios maleducados, mandones y consentidos.

SueciaLa tesis de Eberhard, de 47 años, es que en Suecia, tras más de tres décadas de ejercer una paternidad del tipo liberal, la educación es un desastre. Los padres se han equivocado al pretender ser amigos, que no padres, de su prole y, en especial, al no decirles “no” jamás: no ponerles límites mientras crecían. Desde que se prohibió, en 1979, el castigo físico a los pequeños (algo con lo que el autor está de acuerdo, el castigo físico, también en Suecia, es horrible y, si no, revisiten Fanny & Alexander, de Bergman), se ha ido al otro extremo, a la permisividad. “Hemos pasado de que no se permita el castigarlos físicamente a que no se permita el decirles nada que les pueda contrariar, lo que no es lo mismo”, dice.

Eberhard lamenta que en su país se haya llegado al punto que cualquier forma de intervención en el niño por parte del adulto sea considerada como un tipo de abuso. “Los llamados expertos en educación consideran que con los niños se ha de negociar, no castigarlos”, añade Eberhard. “Han confundido el concepto de ser padres. Los niños no son tan frágiles como se cree”.

Suecia es seguramente uno de los países más democráticos del mundo, poco amigo de las jerarquías, y esto se ha trasladado a las familias lugares donde, Eberhard explica, niños y niñas han tomado el mando. “Naturalmente que hay que escuchar a los hijos pero en Suecia se ha ido demasiado lejos. Son ellos los que tienden a decidir todo en la casa: cuándo ir a la cama, cuándo comer, a dónde ir de vacaciones. Incluso, cuando ver la televisión”, declara.

Todo este background, este hacer a los críos el centro de las existencias, esta permisividad y sobreprotección produce, según el psiquiatra, jóvenes poco preparados para la vida adulta. “Sus expectativas son demasiado altas y la vida es demasiado dura para ellos”. Eberhard dice que el aumento dramático de trastornos de ansiedad y casos de auto-lesiones entre los jóvenes suecos, además del declive en los índices internacionales de resultados académicos (como el informe Pisa), son resultados tangibles de esta estrategia educativa liberal.

El libro y sus conclusiones han sido muy mal recibidos (“como blasfemias en una iglesia”, compara el psiquiatra), en su país. Aunque Eberhard quizás sea el primer experto sueco que lo haga, no es el primer experto que alerta sobre las consecuencias de la sobreprotección y la educación excesivamente tolerante.

Pero, de momento, no parece que vayan a haber grandes cambios en las políticas familiares del país escandinavo. El gobierno sueco ofrece, desde 2010, un curso gratuito para los nuevos padres llamado “Todos los niños en el centro”. Su principal mensaje hacia los progenitores es que el castigo no hace que, a la larga, los hijos se comporten mejor y que ponerles límites no es siempre el enfoque apropiado… “Si quieres que un niño colabore contigo, le mejor manera es tener una relación estrecha con ellos para que quieran cooperar contigo”, explica la psicóloga Kajsa Loenn-Rhodin, una de las artífices del curso. Ella rechaza la idea de Eberhard de que los niños hayan tomado el mando en las familias y considera que da más problemas el recibir una educación estricta.

Por último, acabo con esta observación del psiquiatra para ilustrar la mala educación de las nuevas generaciones de suecos. La ha percibido en restaurantes y comidas familiares: “En la mesa, gritan como si fueran adultos, te interrumpen todo el tiempo y exigen el mismo espacio que los mayores”, observa, horrorizado.

No quisiera imaginar qué libro le saldría a David Eberhard si, cualquier domingo, comiera en un restaurante de cualquier ciudad de España…

 

Anuncios

4 comentarios en “LOS NIÑOS A LOS QUE NUNCA SE LES DIJO NO

  1. Me llamó muchísimo la atención ver en el último informe Pisa que los países nórdicos habían pasado de ser un referente educativo a estar muy por debajo de la media. Pone en duda la “educación tipo liberal” y si encima el resultado son niños malcriados vale la pena que lo tengamos en cuenta

    Me gusta

  2. Suecia es un pais horroroso cn una agresividad ,maleducados,flojos q faltan al trabajo,una sanidad q da miedo usar cn medicos cn baja formacion y miedo a medicar pero cn un sistema comunistas en el que todos merecen lo mismo aunq no se esfuercen ,no sean educado cn el peojimos o vayan a trabajan.el tema de los ninos les esta trayendo grandes problemas ante la baja capacodad a la frustracion y las tecompensas inmediatas.todos tienen ansiedad y no sabem comportarse en sociedad lo q acarrea muchos problemas en el trabajo…..aparte de öa deuda economica q tiene q es mayor q la de espana.el paos no va bien aunq los suecos son expertps en verder la moto cn sus falsas estadosticas,mas q falsas saben cm hacerlas para q salgan lo q quieren.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s