Malas madres latinas y obsoletas leyes anglosajonas.

malas madres 1Con una estética impecable y un sentido del humor poco habitual alrededor de un tema siempre tan trascedente como la maternidad, ha irrumpido en la web el club de las malas madres, donde un grupo cada vez más numeroso de progenitoras intercambia experiencias sobre su malas praxis maternas.

Lo cierto es que alguien quien se preocupa en ahondar sobre lo que es una mala madre no es necesariamente una mala madre, sino más bien lo contrario, pero aquí el mensaje es desdramatizar la labor materna y solidarizarse con aquellas mujeres que, más de una vez, hemos pensado secretamente que lo estamos haciendo fatal.

malas madres 3

Las web nace a partir del blog de una publicista malagueña, Laura Baena, madre de una niña de dos años y supervisora creativa en una agencia de publicidad. Baena, como tantas otras, trabaja, es madre y se ocupa de la intendencia doméstica. Como tantas otras, no llega a todo pero, lejos de achantarse, se ha dado más trabajo al fundar el exitoso club, donde comparte experiencias frustrantes con una legión de seguidoras-malas madres.

Los testimonios varían: de madres a quienes se les queman las croquetas a otras que se sienten culpables por no dar el pecho los primeros seis meses, como aconseja la OMS; de madres que no saben lo que son las pulseras de gomitas, tan de moda hora, a otras que olvidan cortarles las uñas a sus hijos y son discretamente amonestadas en la escuela; de madres que no se fían de sus suegras ni de sus maridos a madres que gritan en el mundo digital que NO querían ser madres.

malas madres 2La web no deja de ser una fiesta para celebrar un sinfín de supuestas malas maternidades y está llena de blogs, enlaces y testimonios. Entre tanta información, destaca el manifiesto del club, cuya última frase reza: “Detrás de una mala madre hay una sociedad que te mira de reojo porque ‘no cumples las normas’, tienes metas en la vida y planes en los que no entran tus hijos”.

malas madres 4Y mientras las malas madres despuntan en España, en el Reino Unido se está considerando ampliar la ley que castiga las malas paternidades y maternidades. Según ha informado la BBC esta semana, el gobierno estudia una ampliación de la legislación contra el maltrato infantil para incluir en ella el concepto de crueldad emocional. La ley criminal, que se ha quedado obsoleta, no contempla como delito el abuso emocional a los niños, lo que dificulta el trabajo de los trabajadores sociales y la policía en casos de abuso, abandono y negligencia infantil.

Los supuestos de la nueva ley (conocida como “Ley Cenicienta”), que viene impulsada por la oenegé Action for Children, comprenden una serie de comportamientos de padres o tutores que van desde ignorar constantemente a los niños a no estimularlos, pasando por la denigración de los pequeños, el hacerles presenciar episodios de violencia doméstica, aplicarles castigos degradantes y corromperlos en conductas criminales o anti-sociales. 

ley cenicienta/malas madres

El reponsable de la oenegé Action for Children, Sir Tony Hawkhead, asegura, que de implementarse, el reconocer la crueldad emocional como delito supondrá un monumental paso adelante para miles de niños, ya que el abuso de este tipo puede causar un serio daño psicológico en las personas. El Gobierno británico quiere introducir la medida antes de la próximas elecciones. Posiblemente se pueda dar a conocer en el tradicional discurso de la Reina Isabel II en el Parlamento el próximo mes de junio.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s