La hiperpaternidad y la huelga de deberes

captura-de-pantalla-2016-11-06-a-las-18-57-18

La huelga de deberes ha sido noticia en medios internacionales como la BBC.

Lo confieso, no soy una hipermadre. Mi hija pequeña empezó tercero de primaria, tuvo una maestra que los acribillaba a deberes y la familia sufrió mucho —ella la que más—, pero en ningún momento se me ocurrió organizar una campaña vía internet para que abolieran los deberes en España.

Esta es una de las principales características de la hiperpaternidad: tratar de adaptar el mundo a los hijos, para que no sufran, los pobres. Allanarles el camino en vez de prepararlos para el camino, a los pobres.

Como ya expliqué en mi libro, Hiperpaternidad, los hiperpadres son especialmente activos en la escuela: que a mi niño no le gusta la ensalada, pues consigo un informe médico que certifique que mi hijo es “alérgico” a tan vil alimento. O me meto en la comisión de comedor y elaboro los menús en función de lo que a mi criatura le gusta. O, directamente, le digo a la directora de la escuela que solamente lo matricularé en ese centro si no le obligan a comer pollo ni —de nuevo—, la vil ensalada.

O si no me gustan el profesor X. ni el profesor Y. o no creo que sean los más adecuados para mi hijo —tan especial, el pobre—, pues también voy a dirección y les requiero que no se los asignen; no sea que sufra, el pobre. Y si me da miedo que la niña se constipe después de hacer natación pues también: informe médico o carta a dirección o, directamente, “huelga de natación”; aunque sea asignatura obligatoria.

Otra opción es organizar una petición vía change.org y recoger centenares de miles de firmas para que, como ha sucedido en España este fin de semana, se produzca la primera huelga de deberes de nuestra historia.  La ha convocado la Confederación Española de Asociaciones de Padres y Madres del Alumnado (Ceapa), entidad que anima a los progenitores a instar a sus hijos —de cualquier edad— a no hacer los deberes durante todos los fines de semana de noviembre.

captura-de-pantalla-2016-11-06-a-las-18-55-47

La petición original ha derivado en un enfrentamiento padres—escuela.

Todo surge a partir de la petición de una madre, Eva Bailén, cuyo hijo según asegura en esta entrevista al diario El Mundo: “En 5º de Primaria (…) empezó a tener una hora más diaria de deberes. Pasó de dos a tres horas diarias con 10 años“. Según Bailén, esta cantidad de horas está directamente relacionado con la implantación de la última ley de educación en España. “La duración de las clases en el colegio de mi hijo pasó de 60 a 45 minutos. Como eran clases más cortas y la dinámica seguía siendo la misma, no les daba tiempo a acabar los ejercicios en clase”.

Yo no conozco ningún niño de Primaria con tres horas de deberes (en esta entrevista sobre el tema el pedagogo Gregorio Luri dice que estas tres horas son “un mito”); pero acepto que puede ser posible. De todos modos, las hermanas del niño —de 12 y 8 años—, según explicó Bailén en EL PAIS: “Tienen mucha menos tarea aunque van al mismo colegio (…). Mientras Diego está encerrado en su habitación, ellas salen a jugar o ven la televisión. Muchos días, cuando acaba, solo le da tiempo a cenar, ducharse e irse a la cama”.

captura-de-pantalla-2016-11-06-a-las-18-55-02

La citada entrevista en EL PAÍS.

Diego, continúa EL PAÍS, no parece tener problemas de aprendizaje: “Saca notables y sobresalientes y según sus propias maestras es rápido en los exámenes y tiene buena comprensión lectora”. De hecho, cuando su madre fue a hablar con ellas: “Le propusieron que le limitara el tiempo para completar las tareas a una hora u hora y media. Y si no termina, que asuma las consecuencias”, recuerda que le dijeron. “Les contesté que no, porque él quiere hacer los deberes”, cuenta esta ingeniera de Telecomunicaciones, quien añade: “Es muy duro contarle a los profesores que el niño ha necesitado que le enseñen técnicas de relajación y a gestionar la presión por el exceso de deberes y que ni se compadezcan”.

Así que el Bailén no quiso que su hijo asumiera las consecuencias, como le aconsejaron las maestras, y organizó la petición en change.org. La petición original tenía puntos con bastante sentido común (entre otros, solicitaba: “el establecimiento de unas pautas para que las tareas se desarrollen en un tiempo razonable y que estén acordes con la edad del estudiante”); sin embargo, como suele pasar en una sociedad donde el sentido común cada vez es más escaso, la cosa se ha desmadrado: de “racionalizar” se ha pasado a la “huelga”, con padres instando a sus hijos que no hagan los deberes, a desobedecer a los maestros, vaya.

captura-de-pantalla-2016-11-06-a-las-19-01-10

La noticia, en EL MUNDO; donde los docentes califican de “disparate” la convocatoria.

Con este acto de supuesta rebeldía se ha minado un poco más la relación familia escuela, que —no me canso de repetirlo—, debería de ser de colaboración, no de enfrentamiento. De paso, se han traspasado unas líneas rojas que no se deberían de traspasar y se han lanzado unos cuantos nuevos torpedos contra los maestros, figura ya de por sí poco respetada en este país. Mientras tanto, todos gritan —aunque cada uno por su lado—, que es urgente que lleguemos a un pacto educativo.

Y no puedo acabar sin otra pregunta: ¿veremos acciones similares a esta en el Bachillerato? ¿Cuando los niños, ¡pobres!, con barba y pelos en las piernas, tengan demasiado estrés? ¿Y en la universidad? ¿Un change.org para que rebajen la presión a los estudiantes de medicina o de telecomunicaciones, por ejemplo?

En Estados Unidos los hiperpadres hace tiempo que han llegado a la universidad. Aquí nos queda muy poco. Al tiempo.

PD: Todos los ejemplos expuestos en este artículo (justificantes ensalada; huelga piscina y deberes, etc); son verídicos. 

 

Anuncios

2 comentarios en “La hiperpaternidad y la huelga de deberes

  1. LogoCorreu

    Guapa!!! ho penjo a Facebook!

    Cristina Gutiérrez Lestón

    Codirectora de “La Granja”

    Presidenta de la Fundació per a l’Educació

    Autora del llibre ENTRENA’L PER A LA VIDA (Plataforma)

    Coordinadora del llibre PALABRAS DE NIÑO (Plataforma)

    cid:image002.jpg@01D009B5.62C1E830 cid:image003.jpg@01D009B5.62C1E830 cid:image004.jpg@01D009B5.62C1E830

    Granja Escola de Sta Maria de Palautordera

    (Montseny)

    Web: lagranja.cat

    http://www.fundaciolagranja.com

    Tel: 93 848 11 25 / 93 848 23 28

    PIMEC

    Advertencia legal:

    Este mensaje y, en su caso, los ficheros anexos son confidenciales, especialmente en lo que respecta a los datos personales, y se dirigen exclusivamente al destinatario referenciado. Si usted no lo es y lo ha recibido por error o tiene conocimiento del mismo por cualquier motivo, le rogamos que nos lo comunique por este medio y proceda a destruirlo o borrarlo, y que en todo caso se abstenga de utilizar, reproducir, alterar, archivar o comunicar a terceros el presente mensaje y ficheros anexos, todo ello bajo pena de incurrir en responsabilidades legales. El emisor no garantiza la integridad, rapidez o seguridad del presente correo, ni se responsabiliza de posibles perjuicios derivados de la captura, incorporaciones de virus o cualesquiera otras manipulaciones efectuadas por terceros.

    Advertiment legal:

    Aquest missatge i, si escau, els fitxers annexos tenen caire confidencial, especialment pel que fa a les dades personals, i s’adrecen exclusivament al destinatari referenciat. Si no es tracta d’aquest i l’ha rebut per error o se li ha fet arribar per qualsevol motiu, li preguem que ens ho comuniqui per aquesta mateixa via i el destrueixi o l’esborri, i que en tot cas s’abstingui d’utilitzar, reproduir, alterar, arxivar o comunicar a tercers aquest missatge i fitxers annexos, tot sota pena d’entrar en responsabilitats legals. L’emissor no garanteix la integritat, la rapidesa o la seguretat d’aquest correu, ni es responsabilitza de possibles perjudicis derivats de la captura, incorporacions de virus o qualsevol altres manipulacions que facin tercers.

    Le gusta a 1 persona

  2. Pingback: Niño blandito, fruto de hiperpadres | rosamagarcia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s