NIÑOS, ADOLESCENTES Y ANSIEDAD — (mi nuevo libro)

En dosis adecuadas, puede ser una aliada. Porque si no sintiéramos una cierta ANSIEDAD en nuestro día a día no saldríamos de la cama cada mañana. Sin una cierta ansiedad perderíamos todos los aviones y trenes de nuestra vida, solo los genios sacarían sobresalientes en un examen y nadie entregaría una tarea a tiempo oSigue leyendo “NIÑOS, ADOLESCENTES Y ANSIEDAD — (mi nuevo libro)”