HIJOS Y ROPA: EL CONFLICTO ESTÁ SERVIDO.

El tema de los hijos y la ropa no es baladí. Aunque durante los primeros años esta cuestión reporta, en general, muchas satisfacciones (una de las cosas más agradables de la maternidad y la paternidad es preparar el armario del bebé), el tema se complica a medida que crecen. Que si tardan en vestirse, que si quieren ir vestidos al cole de Superman…
Y luego, llega la adolescencia, una etapa en la que, en millones de familias, el ‘look’ de la prole provoca grandes discusiones. Y si añadimos los complementos (como ‘piercings’ y peinados), el conflicto está servido. De todo esto va mi reportaje en el Magazine de La Vanguardia titulado: EL ETERNO CONFLICTO COTIDIANO EN LAS FAMILIAS POR LA FORMA DE VESTIR. Ahí lo dejo.

¿Es peor la adolescencia femenina?

La transformación de niña encantadora en quinceañera insoportable es una realidad intensificada en los últimos años.
Casi de un día para otro se pasa (y no solo en las niñas) de los abrazos cariñosos al rechazo indisimulado. De las sonrisas encantadoras a los morros. De contarlo todo a no explicar nada. De la atención incondicional al “no me des la lata” (o la chapa ola vara, según el argot que corresponda). De esos “¡os quiero!” que provocaban un vuelco al corazón al “¡os odio!” (a veces con la puntilla “sois los peores padres del mundo”) que parecen partirlo en dos.
Este cambio de dulce niña a “malota” trastoca las relaciones familiares y puede llegar a vivirse como un doloroso fracaso. En especial, por parte de las madres.
De este tema, algo espinoso, sí, y de cómo hacerle frente va mi último artículo en la sección de #Parenting del Magazine de La Vanguardia. Os comparto el link, solo tenéis que clickar. ¡Gracias!

 

¿A qué edad pueden enterarse de lo qué pasa en el mundo?

Atentados, guerras, refugiados, crisis, el coronavirus… El panorama informativo actual es denso y alarmante. ¿Cuándo hay que explicarles a los hijos lo qué pasa en el mundo? ¿Y cómo?

De esto va mi nuevo artículo en la sección de PARENTING del MAGAZINE de LA VANGUARDIA. Os adelanto que en esta cuestión la precocidad no vale: los expertos coinciden que no conviene exponer a las criaturas a los infortunios del planeta de forma precoz y, especialmente, sin un acompañamiento adulto. Así que antes de los siete años, a dieta mediática.

No es sobreprotección, sino sentido común. Y (para variar), trabajo: una paternidad y maternidad responsables también implica procurarles una buena dieta mediática, como ocurre con la alimentación. Aquí va el artículo. Ojalá os sea útil.

TODO SOBRE LAS AMPAS

AMPAS, AFAS en algunos lugares todavía APAS… Mucho antes de que las siglas invadieran nuestras vidas, ya estaban las asociaciones de madres y padres de alumnos en las escuelas. Entidades fundamentales para su buen funcionamiento aunque, a veces, pertenecer a ellas es una experiencia ambivalente. Sobre esta sensación y sobre cómo mejorar su funcionamiento de las ampas va mi nuevo reportaje en la sección Parenting, del Magazine. Os lo comparto pero aquí tenéis un pantallazo de las cinco claves para mejorarlas:

EL DECLIVE DE LA AUTORIDAD PATERNA.

“La autoridad simbólica del padre ha perdido peso, se ha eclipsado, ha llegado irremediablemente a su ocaso”, escribe el psicoanalista Massimo Recalcati, que apunta que hace tiempo que se conocen sus consecuencias del declive de la autoridad paterna. Entre ellas: “Las dificultades de los padres para cumplir con su propia función educativa” al transformarse en colegas de los hijos. Sin olvidar el desconcierto que se crea entre la prole, que necesita un padre, no un amigo.

No se trata de volver, en absoluto, esa figura autoritaria del padre padrone que cuadraba a la familia: “Su tiempo está irremisiblemente acabado”, asegura Recalcati. Pero sí que le interesa “interrogar lo que queda del padre” porque el ocaso de esta figura, sostiene, está afectando a las familias. 

Sobre este fenómeno va mi último artículo en mi sección de Parenting del Magazine de la Vanguardia. Os comparto, aquí, EL LINK. Espero que os guste.

LA INVASIÓN DE LOS NIÑOS MIMADOS

Comparto mi último artículo de la sección de Parenting del Magazine de LA VANGUARDIA. Este se lo dedico a una tipología de criatura que abunda cada vez más: los niñ@s mimados.

Muchos, además, siguen siendo mimados al alcanzar la edad adulta. Porque como explico en el reportaje, no es fácil desmimar a un niño.

Para el tema he contado con la psicóloga Maribel Martínez, que me ha hecho un perfil psicológico del niño mimado. Criaturas que:

— Se sienten merecedoras de absolutamente todo, por el mero hecho de existir.

— De exigencia constante. 

— Potencialmente muy narcisistas, egocéntricos, muy egoístas y nada empáticos.

— Su forma de estar en el mundo se resume en un «yo, yo, yo» que siempre se ha licitado (por parte de los padres).

Sin olvidar, insiste: “la tolerancia cero a la frustración” que hace la vida muy difícil, tanto para el propio hijo como para su entorno.

Porque una de las paradojas de mimar a los hijos es que el hijo mimado se hace insoportable para quienes están en su entorno, padres incluidos. 

Pasen y lean. Aquí está el artículo.

Las 5 falsas verdades más extendidas sobre el cerebro de los hijos.

“Sólo usamos un 10% del cerebro”, “Si no lo aprende en los tres primeros años, no lo hará nunca”. “Si escucha Mozart será más inteligente”… ¿De verdad? No. Absolutamente no.
Os comparto mi último artículo en la sección de Parenting del Magazine de La Vanguardia sobre los cinco neuromitos educativos (o falsas verdades) que más estrés generan en los padres (¡y en los hijos!). Aquí tenéis EL LINK.

¿SE PUEDE EDUCAR SIN GRITAR?

¿Es posible no gritar, al ejercer de padres? De primeras, parece difícil. Pero según la maestra y escritora Alba Castellví, educar sin gritar es posible. Y necesario, porque beneficia las relaciones familiares. Así que la contacté, la entrevisté y publiqué ESTA CRÓNICA en el Magazine de La Vanguardia. Espero que eso sirva de ayuda.

¿MELATONINA PARA NIÑOS? Porqué los expertos la desaconsejan.

El tema de los hijos y el sueño es uno de los más candentes y que más hace sufrir a los padres. Hoy está dominado por el antagonismo entre el método conductual y la llamada crianza «respetuosa», al que ya he dedicado algún reportaje.
El último capítulo en este asunto, sin embargo, es la moda de suministrarles melatonina (la hormona del sueño). Un remedio cada vez más publicitado y normalizado.
De hecho, fue un anuncio en la televisión el que me motivó a escribir un reportaje sobre este tema, publicado en la sección Parenting del Magazine digital de La Vanguardia. Comparto el link al reportaje pero os adelanto que los expertos NO la aconsejan.
Por cierto; me encanta la foto con la que lo han ilustrado, con esta niña durmiendo a pierna suelta:

Captura de pantalla 2020-06-26 a las 19.54.58

QUÉ HACER ANTE LA AVALANCHA DE PANTALLAS QUE SE AVECINA.

En general, la relación de los hijos con las pantallas crea un desasosiego entre los padres que se manifiesta en un cúmulo de preguntas. Desde las clásicas ¿Qué miran? y ¿con quién se relacionan? a la ya angustiante: ¿Son nativos digitales o adictos digitales?… No conozco a un padre ni a una madre que no sufra por este tema.
Pero durante este confinamiento las pantallas se han convertido en unas grandes aliadas. ¿Qué hubiéramos hecho sin ellas? Nos han ayudado muchísimo: a trabajar, estudiar, conectar con la familia y los amigos. Y su presencia en la era post-Covid 19 va a ser cada vez más abrumadora… Ahora toca aprender a gestionarlas y, para ello, tendremos que cambiar un poco el chip respecto a nuestro prejuicios sobre el tema. Eso lo que me recomiendan los tres expertos entrevistados para este reportaje que he escrito sobre el tema en el Magazine de La Vanguardia. ¡Espero que os guste!